Por desgracia, la mayor parte de la violencia en el mundo es dirigida a las mujeres de todas las edades (violación, robo, abuso físico, etc.), se ha convertido para ellas casi una obligación saber reconocer la posibilidad de una amenaza potencial y reaccionar para protegerse. Por esta razón la organización IKKMS-TKM ha puesto en marcha talleres específicos dirigidos a niñas y mujeres.

Formación incluye medidas de seguridad y precauciones necesarias para prevenir y abordar los riesgos de violencia. Golpes de mano, patadas y el uso de objetos comunes como armas defensivas. Defensas básicas; escapar de los ataques y la liberación estrangulamientos, abrazos de oso, escapar de ataques en todo tipo de situaciones, defensas contra cuchillo y amenazas o agresiones contra objetos contundentes.